Branding Femenino/ Branding Masculino/ Reorganiza tu clóset

Reorganiza tu clóset

200265813-001

¿Tienes muchas cosas en tu clóset pero no sabes ni qué ponerte? ¡Es momento de reorganizar! Para poder dejar tu clóset perfecto, es necesario que saques y te pruebes todo, solo así podrás ver bien toda tu ropa y decidir qué se queda y qué se va. Si hace mucho que no haces una limpieza seguramente encontrarás prendas que ya pasaron de moda, que hace años no te pones o que ya no te quedan. Es importante que seas sincera y quites todo lo que ya no usas. ¡Piensa que al quitar lo viejo tendrás más espacio para que entre lo nuevo!

Lo primero que tienes que hacer es probarte o analizar todo lo que tienes en tu clóset y separarla en alguna de las siguientes categorías:

  • Regalar: Toda la ropa que está en buen estado pero que ya no usas o ya no te queda.
  • Arreglar: Ropa que necesites mandar al sastre o a la tintorería por algún desperfecto pequeño.
  • Tirar: Toda la ropa que ya no usas y que no está en buen estado.
  • Guardar: Toda la ropa que te gusta y te queda.

Ya que tienes la ropa separada es momento de seguir estas recomendaciones para que el acomodo de tu clóset quede perfecto:

Si utilizas ganchos procura invertir en éstos aunque no lo creas son básicos para mantener tu ropa en buen estado.

Si utilizas ganchos procura invertir en éstos aunque no lo creas son básicos para mantener tu ropa en buen estado.

Ganchos

Los ganchos de fierro que te dan en la tintorería nunca deberían de terminar en tu clóset, ya que estos pueden deformar tus prendas. El tipo de gancho que utilices te puede ayudar a que la ropa no se resbale, a mantener su forma y caída original y hasta a ahorrar espacio.

Tip: Los ganchos delgados y aterciopelados ayudan a que la ropa no se resbale y ahorran espacio. Los ganchos de madera ayudan absorber olores y a mantener la forma de las prendas; son ideales para prendas pesadas como abrigos, trajes, etc.

Orden

Te recomiendo que separes tus prendas por categorías: camisas, blusas, vestidos, chamarras, abrigos, pantalones, etc. Después  acomoda cada categoría por colores para que te sea más fácil ubicar tu ropa diariamente. Por último, las categorías que más utilices deben de quedar al frente del clóset y las que menos hasta atrás.

Tip: Guarda en bolsas o cajas la ropa que no uses en alguna temporada, por ejemplo, en primavera guarda todo lo de invierno y viceversa, así no te quitará tanto espacio.

El orden te ayudará a que no dejes prendas arrumbadas y tengas presente lo que tienes en todo momento.

El orden te ayudará a que no dejes prendas arrumbadas y tengas presente lo que tienes en todo momento.

Cajones

Todos los suéteres y blusas de punto deben de ir doblados, ya que si los cuelgas se harán grandes o se les harán marcas en los hombros. Acomódalos en cajones o en repisas y sepáralas por categorías y colores. Incluso puedes hacer una división de blusas y suéteres de verano e invierno.

Tener un clóset ordenado te puede ayudar a encontrar el outfit perfecto con facilidad, a ahorrar tiempo en las mañanas e incluso a mejorar tu Branding Personal pues el corte, color y textura de la ropa comunica, por eso asegúrate que lo que tienes en tu clóset te ayude a proyectar la imagen adecuada.

Por Cecilia Cortina

etiquetas

Deja un comentario

  1. ana 28/10/2013 a las 4:52 am

    Muy buena explicación gracias.????