Branding Masculino/ Las corbatas y la psicología del color

Las corbatas y la psicología del color

las-corbatas-y-la-psicologia-del-color-ana-vasquez

Dentro del mundo laboral, existen ciertos colores que se acostumbran usar más que otros, como lo son los trajes en color gris, negro, azul marino y beige para la temporada de calor. Lo usual es combinar estos trajes con una camisa blanca o azul y, solo los más audaces usan camisas de otros tonos o diseños. Así que para muchos, la corbata es el únco elemento del guardarropa de negocios con el que se puede “jugar“con el color. Hay un sinnúmero de colores, telas, estilos y diseños de dónde escoger: desde tonos tan discretos como el azul y clásicos como el rojo, hasta llamativos como el verde, amarillo o morado. Sin embargo, ¿qué comunica la corbata que un hombre decide usar para la oficina?

Seguro has oído que todos los colores comunican algo. En efecto, se han hecho estudios que demuestran que los colores provocan una reacción psicológica en las personas, sentimientos que se pueden crear de manera inconsciente, y por lo tanto, influir en lo que pensamos acerca de alguien más, o la percepción que los demás tendrán acerca de nosotros.

Una de las opciones más populares para los hombres son las corbatas azules. En general, el color azul comunica estabilidad, serenidad, tranquilidad y paz. Ayuda a que las personas se vean más confiables, alguien sobre quien te puedes apoyar y que no te defraudará. Sin embargo, también existen tonos de azul que son mucho más llamativos como el azul eléctrico o el azul rey. Estos tonos pueden ayudar a dar una apariencia un poco más emocionante, y no tan tradicional.

Las corbatas rojas se conocen también como “power ties”. El rojo es un color muy intenso y cargado de mensajes e información. Usualmente una persona se ve confiada, inteligente, capaz y optimista cuando usa una corbata roja, especialmente combinada con una camisa blanca y un traje de color oscuro. La corbata roja comunica poder; como los demás colores, existen distintos tonos. El rojo oscuro o vino es considerado más conservador.

Otro color interesante es el verde, un color que comunica bienestar y relajación. Sin embargo, las corbatas verdes pueden venir en casi cualquier tono, desde un verde pastel, pasando por un verde brillante hasta un verde botella. Durante la primavera y verano, es común ver corbatas en colores verdes claros, a diferencia de otoño e invierno que es cuando se utilizan tonos oscuros. El verde es un color que comunica amor por la naturaleza y juventud; los tonos claros de verde ayudan también a provocar una reacción amigable y positiva en las demás personas.

Por otro lado, las corbatas amarillas son muy llamativas. Es un color muy alegre y cálido que comunica efectivamente el optimismo y la alegría. Asimismo, el color amarillo ayuda a aumentar la creatividad de las personas, por lo cual es un color popular en los sectores laborales que se enfocan en la creatividad. El amarillo combina bien con el azul y con el gris, y durante la primavera se puede optar por usar un tono claro; durante el otoño e invierno, el amarillo puede ser más intenso, incluso hasta llegar a tonos naranjas o mostaza.

Las corbatas naranjas combinan de manera excelente con camisas azul claras o con los trajes grises. El naranja es un color intenso y cargado de emociones, pero aun así, es un color menos agresivo y más cálido que el rojo, por ejemplo.

Las corbatas blancas ya no se ven tan a menudo, aunque en realidad es el color más tradicional para corbatas alrededor del mundo. Esto es gracias a que el blanco era el color más popular cuando las corbatas se pusieron de moda en Francia en el siglo XVII. El blanco es un color de limpieza, pureza y neutralidad. En Alemania, por ejemplo, los jueves forzosamente tiene que usar corbatas blancas. Sin embargo, hay que saber combinarlas. Si uno las combina con camisa y traje negro, corre el riesgo de verse como “gangster”.

Las corbatas grises son clásicas. Son conservadoras y comunican estabilidad y calma. El gris es un color muy común para el invierno.

Las corbatas negras, por otro lado, son un elemento clásico que comunica autoridad y poder. No por nada muchos eventos son “black tie”, ya que son las más elegantes para eventos formales. En Occidente se usan también en ceremonias luctuosas, justamente por su sobriedad. En cualquier caso evítalas antes de las 5 de la tarde.

Finalmente, para poder escoger una corbata, uno siempre debe tener en mente cuál es el ambiente laboral en el que se desempeña. Es poco probable que si uno trabaja en la política, en un banco o en alguna organización altamente conservadora, sea bien visto utilizar una corbata de tonos neón con diseños llamativos. Sin embargo sí se pueden escoger corbatas con colores que comuniquen el mensaje que más conviene mandar a los demás -desde una “power tie” hasta la tranquilidad del azul. En otros ambientes laborales donde hay más creatividad y expresión individual, los hombres pueden permitirse jugar un poco más con los diseños y los colores. Lo más importante es recordar siempre que todo lo que usamos y escogemos como parte de nuestro atuendo comunica mucho acerca de nosotros y nuestro branding personal.

etiquetas

Deja un comentario

  1. Chris 07/06/2011 a las 12:00 pm

    y qué hay sobre las corbatas moradas?

    • Mario Casasola 07/06/2011 a las 1:18 pm

      El color morado y púrpura desde la antigüedad ha sido considerado de elegancia y majestuosidad. Las corbatas moradas son atrevidas y llamativas, pero sin ser tan agresivas como las de color rojo. Son una buena opción para personas jóvenes que quieren verse diferente, pero sin llamar la atención en extremo.