Salud y Bienestar/ Vigorexia, un problema más común de lo que crees*

Vigorexia, un problema más común de lo que crees*

vigorexia_ana-vasquez

La dismorfia muscular o vigorexia, es un trastorno alimenticio que se caracteriza por una preocupación obsesiva por el físico, esto es, la persona que la padece siente la necesidad de hacer ejercicio de manera desmedida.

Aunque no se reconoce como una enfermedad por la comunidad médica internacional, sí resulta una enfermedad de tipo emocional o psicológico al tener una percepción distorsionada de sí mismo.  La persona se ve a sí misma con falta de tono muscular o musculatura suficiente, por lo cual siente la necesidad de hacer ejercicio de forma compulsiva. Como resultado de esto, los cuerpos tienden a desproporcionarse al adquirir una musculatura que no va con la estatura o estructura ósea de la persona.

Este trastorno ocurre más comúnmente en hombres y desencadena trastornos alimenticios, al consumir una proporción muy alta de hidratos de carbono y proteínas, excluyendo la grasa, lo que genera desordenes metabólicos. Muchas veces genera la necesidad de consumir anabolizantes esteroides para generar masa muscular excesiva.

Este malestar tiene consecuencias serias, como lo son la baja autoestima, convulsiones y taquicardias y es más mortal que la anorexia o la bulimia ya que el cuerpo no es capaz de soportar tanto tiempo estos desórdenes.

El tratamiento debe de ser de tipo psicológico para intentar modificar su conducta de pánico y miedo al fracaso.  En términos de prevención, también desde el punto de vista psicológico, hay que tratar el tema de la apariencia ante la sociedad que es lo que inicia este comportamiento.

En la actualidad, los casos de vigorexia han ido aumentando.  Anteriormente, 2 de cada 10 jóvenes la padecían, mientras que ahora se estima que son 4 de cada 10 los que sufren de ella.

Uno de los factores que llega a generar este problema es la enorme cantidad de publicidad engañosa que nos rodean día a día; muchas veces, el target de estos mensajes son los adolescentes o los adultos jóvenes que tienden a ser los más receptivos y vulnerables a este tipo de mensajes. Por lo mismo, se ven enfrentados por el reto de convertirse en figuras igual de atractivas que las que pueden observar en los espectaculares, la televisión o el cine, aun cuando la mayoría de estas figuras en realidad no existe, pues han sido editadas y modificadas para parecerse lo más posible a un ideal imposible de cuerpo y belleza.

El ejercicio realizado de manera regular es muy saludable y recomendable y solamente hay que tener cuidado en no excederse; cuando se vuelven pensamientos compulsivos relacionados con la apariencia quiere decir que algo está mal, y puede ser que la persona esté buscando apoyo moral y ayuda por parte de aquellos que lo quieren y rodean.

*Escrito por Carlos Velázquez Dávila, quien cuenta con 23 años de experiencia en el ramo fitness, siendo usuario, entrenador, gerente de club y gerente deportivo de grandes corporativos de deporte. Actualmente brinda capacitación y asesoría en la industria fitness y desarrolla programas de entrenamiento personalizados.
coachejecutivo@gmail.com
Twitter: @coachdefitness
Blog: http://coachdefitness.blogspot.com/

etiquetas

Deja un comentario

  1. […] This post was mentioned on Twitter by Rkl M , Ana Vasquez . Ana Vasquez said: Es normal ir al gimnasio y hacer ejercicio; pero ¿en que punto se vuelve peligroso? Entérate aquí.. http://ow.ly/42DDX […]